Literatos guatemaltecos: Landívar é Irisarri, con un discurso preliminar sobre el desenvolvimiento de las ciencias y las letras en Guatemala

Front Cover
Tipografía nacional, 1896 - 312 pages
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Contents


Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 79 - Febo al asomar la frente sobre los montes del risueño Oriente, con rayos de oro próvido ilumina cuando al venir el aterido Invierno al austral polo lánguido se inclina. Y aquel canal que viene serpeando sin cesar, y al comercio favorece, :sus márgenes de espuma salpicado, y que resbala blando, delicia de los dulces moradores, ya que la orilla se corona en flores.
Page 160 - ... otras los respetos y consideraciones que se deben en todo el mundo civilizado los individuos entre sí. Y el modo siempre airoso con que Chile ha salido en todas sus cuestiones con Inglaterra, con Francia y con los Estados Unidos, es la prueba concluyente de que no siempre es la debilidad, sino la...
Page 78 - Tú, a mí, que narro cosas verdaderas, Que alguien, por raras, juzgará quimeras, Sé propicio; y llamado, Tu acento dame suave y regalado! Existe una ciudad al Occidente, Lejos de aquí, del mundo conocida Con el nombre de México; esplendente Es su cielo, muy amplia y concurrida, Famosa por sus ínclitas proezas, Por sus hijos, su clima y sus riquezas. En otro tiempo domeñó orgullosa Sin sombra de litigio A la casta del indio recelosa, De fe, entusiasmo, y de valor prodigio. El español ahora...
Page 54 - Landívar, a quien, en mi concepto, sólo faltó haber escrito en lengua vulgar, para arrebatar la palma en este género a todos los poetas americanos, sin excluir acaso al cantor de La Agricultura en la zona tórrida. De los versos latinos modernos hablan mal sin distinción todos los que no los entienden ni pueden leerlos, como tampoco entienden ni leen los antiguos que, sin embargo, toman por punto de comparación para declarar tarea absurda y pueril todo empeño de imitarlos.
Page 80 - Más dulces, ya los mansos habitantes De México ella nutre Con las mieses y cármenes flotantes Que en sus riberas cría; Y es primer gloria de inmortal valía Y ornamento del campo cultivado. En su álveo extenso las amenas aguas Encierra y dulces; porque allí atesora La que le entra por cauces escondidos Linfa tranquila o turbia y bullidora.
Page 83 - A debelar á las palustres aguas. Hay otra maravilla Insigne, insueta, de ínclito renombre, Y que entre todos los prodigios brilla: Una alta cruz de niveo y duro mármol, Del artista labrada por la diestra Y que pulida y diáfana se muestra, De aqueste manantial en lo más hondo, Tan bien plantada en el cerúleo fondo, Que no hay fuerza á arrancarla suficiente. Mas, qué indiquen aquestos monumentos, Y cuál sea su origen venerable, Nada dicen, y en niebla impenetrable Se envuelven los antiguos...
Page 211 - Historia crítica del asesinato cometido en la persona del gran Mariscal de Ayacucho, por Antonio José de Irisarri.— 8 pesetas.
Page 87 - ... calores libando el néctar de las tiernas flores al henchir los enjambres sonorosos sus nuevos y dulcísimos panales. Con el césped recargan las canoas y ágiles vuelven las hundidas proas; y sobre las esteras, sin tardanza las glebas tienden, que el fecundo arado no sintieron, y que eran su esperanza. Y arrojan luego la húmeda semilla sobre la rica preparada arcilla: siembran acá sobre flotante prado blando maíz, que es dádiva de Ceres; allá hortalizas; ni por...
Page 246 - ... sus facultades militares. Obando amenazado por el fallo de la justicia se lanzó en la revolución ; el partido de oposición, en el cual figuraban en primera línea hombres que habían puesto sus manos en la Víctima...
Page 46 - Y las praderas y campiñas verdes Que eterna primavera fertiliza-. Cada rato me cercan las ideas De los torrentes de aguas cristalinas, Y sus playas techadas de sombríos, Por donde las corrientes se deslizan : Los retretes de adornos decorados; Y los verjeles de las rosas chiprias. ; (¿ué fuera, si yo el lujo recordase De dorados damascos y cortinas, Ya de sedas vistosas, ya de lanas Con la tiria escarlata bien teñidas?

Bibliographic information